×

Aviso

There is no category chosen or category doesn't contain any items

CERCA DE DOS MIL FIELES MANIFESTARON SU DEVOCIÓN A LA VIRGEN DE MONTSERRAT

-La actividad, organizada todos los años por la Ilustre Municipalidad de Río Verde y la Diócesis de Magallanes, contó con el apoyo de personal del SAMU y Carabineros.

-Además, se instalaron baños químicos y se repartieron bolsas de basura para evitar contaminar el lugar. La empresa Cermaq colaboró con un container para el depósito de los desechos.

Río Verde, 11 de enero de 2016.-

El segundo domingo de enero de cada año, miles de personas se reúnen en la comuna de Río Verde para participar de la Peregrinación a la gruta de la Virgen de Montserrat, fiesta religiosa que ha arraigado en Magallanes una tradición de más de 30 años, renovando así la fe de los devotos que llegan a visitarla desde diferentes partes de Chile y la región.

En esta ocasión y pese a la rachas de viento que superaron los 80 kilómetros por hora, fueron cerca de dos mil los fieles que visitaron a la Virgen en la gruta natural en la que ha permanecido desde que llegó de España el año 1981, y que se ubica a poco más de 20 kilómetros de Villa Ponsomby. Allí, efectuaron sus mandas, agradecieron los favores concedidos y prendieron velas pidiendo por más salud y bienestar en la familia.

Mientras hacía la fila junto a su hija bajo la cascada que cubre la gruta, Elsa Loncón, de Punta Arenas, contó que peregrinar a la Virgen de Montserrat es una tradición que se forjó a partir de los viajes que realizaba con su padrino cuando era pequeña. Por esta razón, hoy su hija de 9 años lleva el nombre de Monserrat y una forma de agradecer su existencia es visitando a la virgen. “Soy fiel devota de la Virgen de Monserrat y tenemos mucha fe en ella”, confesó.

Carmen González, oriunda de la Región de Maule, también profesó su fe por la Virgen. Dijo que desde que está en Magallanes, realiza la peregrinación sin pausa todos los años. Explicó que “es una tradición para mí porque yo confío mucho en la virgencita. Me ha cumplido cosas y en lo primordial que es la salud. Ahora sólo le puedo pedir que no ocurra ninguna tragedia más en Chile”.

En medio de esta procesión, pasado el mediodía, el Obispo Monseñor Bernando Bastres inició la primera eucaristía, relevando en su mensaje la importancia de este festejo religioso como una oportunidad para fortalecer los valores de la familia en base al evangelio, con una prédica enfocada en el significado del bautismo de Jesús, del cual surge esta celebración. En sus palabras: “la fe vivida en familia es la propia familia que ayuda a vivir la fe”, es decir, “ellos vienen a ver al señor, pero vienen en familia, por eso es bonito ver que hay carpas y que están reunidos en un entorno natural, que comen juntos, que comparten juntos. Es realmente un día distinto que le hace bien a la región”, manifestó. Así, luego de esta ceremonia, los fieles nuevamente se acercaron a la imagen de la Virgen de Montserrat para manifestar sus bendiciones.

Al respecto, la alcaldesa de Río Verde, Tatiana Vásquez, subrayó la buena forma en que las familias expresan su fe, lo que se traduce en la responsabilidad que asumen al realizar la peregrinación. “Es una manifestación religiosa que se lleva a cabo con mucha tranquilidad, donde los asistentes van con mucha devoción al sector, tomando todas las precauciones necesarias, como no encender fuego, manejar a una velocidad moderada y no botar basura”, agregó.

Durante la jornada de la tarde, en tanto, se realizaron liturgias de bendición del agua a cargo de diáconos y la segunda eucaristía que presidió el padre Pablo Vargas.